El Castellón obtiene un premio nacional

EL CASTELLÓN ALTO RECIBE HOY EL PREMIO NACIONAL DE RESTAURACIÓN Y RECONSTRUCCIÓN DE BIENES CULTURALES

El miércoles, 11 de abril, tuvo lugar en la Diputación Provincial de Cádiz la entrega, entre otros, de los Premios Nacionales 2005 y 2006 de Restauración y Conservación de Bienes Culturales, correspondiendo al Castellón Alto de Galera el relativo al año 2005.

Al acto, presidido por la Ministra de Cultura, Carmen Calvo, asistieron la arqueóloga Dª Mª Oliva Rodríguez Ariza y el conservador del Museo Municipal de Galera don José Manuel Guillén Ruiz, en calidad de representantes del Ayuntamiento de Galera, que es el titular de la distinción.

El premio correspondiente a este yacimiento -dotado con 30.000 euros-  fue concedido por la calidad de los trabajos de restauración y reconstrucción,  efectuados por el Departamento de Prehistoria de la Universidad de Granada.

Dicho trabajos se desarrollaron en una larga campaña de unos ocho meses -en el transcurso de los cuales apareció la momia de Galera- durante los cuales se reconstruyeron  enterramientos, muros, cabañas, un aljibe que se descubrió en esa misma campaña, así como infraestructuras para facilitar la visita a este antiguo poblado de la cultura argárica.

Hay que tener en cuenta que, ya desde 1996, el Castellón es Bien de Interés Cultural y posteriormente entró a formar parte de la Red Andaluza de Yacimientos Arqueológicos, por lo que se ha convertido en un obligado referente andaluz en lo que respecta a la Cultura Argárica en Andalucía.

Actualmente recibe una buena cantidad de visitantes, ya que cuenta con guías especializadas. En sus instalaciones es posible conocer de antemano las características propias de esta civilización, que floreció entre 1800 y 1300 antes de Cristo, gracias al Centro de Interpretación con que cuenta aunque aún no a pleno rendimiento.

Se da la circunstancia de que fue la actual ministra de Cultura quien inauguró en junio de 2002 estas instalaciones cuando aún era Consejera de Cultura de la Junta de Andalucía.

El yacimiento muestra a los visitantes una visión muy importante de  la vida y la muerte de aquellas gentes. Destacan entre sus atractivos la reconstrucción de una cabaña completa, así como las plantas de algunas otras más,  varias sepulturas dotadas incluso de iluminación eléctrica para su visita nocturna, el recinto de la “acrópolis” en donde al parecer vivían las clases dominantes, el aljibe para el almacenamiento de agua y, en general, la totalidad del conjunto inserto en un espectacular paisaje en medio del valle del río Barbatas.