Ordenado Prebístero Don Sebastián Robles Jiménez

ORDENADO PRESBÍTERO DON SEBASTIÁN ROBLES JIMÉNEZ (22.10.06)

En una ceremonia cargada de emoción, el sábado día 21 de octubre tuvo lugar en la catedral de Guadix la ordenación como presbítero de don Sebastián Robles Jiménez, natural de Almaciles, cuyos últimos meses como diácono ha prestado sus servicios en las parroquias de Galera y de Orce. Acompañando al nuevo presbítero se encontraban sus familiares y paisanos.

Junto con él se ordenaron como diáconos don Rafael Tenorio Olea y don Sergio J. Villalba Marcos, ambos igualmente de esta diócesis. Los tres ocupaban sendos lugares cercanos al altar, junto a sus familiares.

De acuerdo con el ritual de Ordenación, una vez iniciada la Santa Misa, los tres seminaristas fueron llamados por sus nombres y se acercaron a la sede desde la que presidía la ceremonia el señor obispo, don Juan García-Santa Cruz Ortiz. Los tres respondieron con la frase ritual: “Aquí estoy”.

Tras la homilía del señor obispo, centrada principalmente en el sentido del acto que se celebraba y en las recomendaciones que dio a los que se iban a ordenar, tanto los aspirantes a diáconos como el aspirante a presbítero, manifestaron sus promesas en el desempeño de su nuevo cargo mientras se entonaba la letanía de los santos.

Acto seguido, se procedió a la ordenación de los diáconos, quienes fueron revestidos como tales por sacerdotes asistentes y finalmente se les entregaron los libros de los evangelios por ser en adelante mensajeros de la Buena Nueva.

A continuación le tocó el turno a don Sebastián, sobre quien impuso sus manos el señor obispo, fueron ungidas sus manos y se le hizo entrega del pan y del vino. También él fue revestido por algunos de los sacerdotes asistentes con la casulla correspondiente como nuevo sacerdote.

Al reiniciarse la Misa, el recién ordenado concelebró con el señor obispo y distribuyó la comunión entre los fieles, entre ellos su madre y demás familiares.

Siguiendo una tradición de la Iglesia, el señor obispo besó las manos del nuevo sacerdote y se fundió con él en un abrazo de hermandad.

Antes de finalizar, fueron leídos públicamente los decretos del señor obispo por los cuales se destina al nuevo presbítero a las parroquias de Galera y Orce, junto con el actual párroco, don Federico de la Rosa Fernández.

Una vez concluida la celebración, los tres ordenados recibieron, ya en la Sacristía, una enorme ovación de parte de todos los sacerdotes presentes, así como la enhorabuena de los fieles que los habían acompañado.

Deja tu comentario

Su dirección de correo no será publicada.